Publicado por
Formación

 

Aún no es necesario tener una idea perfecta en esta etapa. Antes correr a hacer el plan comercial y de calcular las variables exactas de tu negocio, deberás investigar y definir bien tu idea. Está bien tener dudas con respecto al proyecto.

 

Por ahora sólo estás evaluando si la idea que tienes puede pasar de “buena” a “no vale la pena”

 

Una vez que tengas la idea, el siguiente paso es investigar si existe un mercado para tu proyecto. Ya sabes que con esa idea resuelves un problema que tienes tú, pero, ¿otras personas tienen el mismo problema?

 

Inicia con una búsqueda en Google ¿Qué resultados obtienes? ¿Tienes competencia? ¿Tienen sitios web? ¿Existe una comunidad activa que pueda estar interesada en tu servicio? Puedes utilizar herramientas como Google Trends y ver más datos sobre el mercado,

 

Por último, busca en redes sociales si aparecen empresas similares, revisa cuantos seguidores tienes y que tipo de comentarios dejan. Seguramente encontraras otros proyectos parecidos al tuyo, eso no significa que tu idea no sirva, no debes temerle a la competencia, aunque siempre es mejor no estar en un mercado muy saturado.

 

Tu idea no tiene que ser completamente nueva. Sólo debes resolver el problema de forma más eficiente que tu competencia. Lo mas importante es descubrir cómo. Haz una lista de las maneras que puedes mejorar lo que está haciendo tu competencia en la actualidad.

 

¿Puedes ofrecer un producto o servicio de mayor calidad?¿Puedes ejecutar tu servicio de mejor forma? ¿Puedes crear una experiencia diferente para el usuario?

 

Es importante asegurarte de que tu negocio sea rentable. Piensa muy bien de qué forma tu proyecto generará suficiente dinero para ser sostenible. Por último debes conseguir opiniones diversas con respecto a tu idea. Una de las peores cosas que puedes hacer es guardarla y no compartirla.

 

Pregunta a personas confiables, gente de tu campo de conocimiento y/o que trabaje en la misma industria en que se encuentra tu proyecto. Se abierto a las críticas, a las sugerencias y a que tu idea cambie y evolucione. Puede ser que termines resolviendo un problema que no tenias contemplado.